Mejora tus renders interiores

 En Sin categoría

Cómo trasladar la belleza a tus renders de interiores

Renderizar un interior que parezca verdaderamente auténtico requiere de un acto de fino equilibrio entre luces y materiales, perspectiva y composición.

Como arquitecto o interiorista, renderizar bonitos interiores 3D puede que resulte tu parte favorita del trabajo. O quizá te resulta irritante por las constantes respuestas minuciosas que puedes encontrar en la red.

Con espacios más reducidos, más íntimos, los pequeños cambios en luces y sombras pueden tener un gran impacto. La concordancia, posición, composición de materiales u objetos puede transformar una escena sensacional en un mero “meh.” Y, si se hace bien, tu elección en cuanto a composición dará a la escena su propia atmósfera y sensaciones.

Por ejemplo, lo que hace a esta imagen de arriba “auténtica” y real es la combinación de varias técnicas de renderizado 3D para interiores.

En primer lugar, el elemento más llamativo es la luz natural que entra a través de la ventana e incide directamente sobre la planta brillante. Éste es el punto focal de la imagen que llama la atención del espectador.

Detrás del sofá y sobre la pared negra, encontramos un equilibrio, balance de luces y sombras. Las sombras pierden saturación cuando la luz natural las va dejando en un segundo plano. Incluso la posición de las sombras detrás del sofá, y su relación con la luz, sirve como un auténtico toque que incrementa todavía más el realismo de la imagen.

Por otro lado, presta atención a los cojines tirados sobre el sofá, la manta y las revistas abiertas sobre la mesa. Estos objetos y materiales han sido inteligentemente colocados y destacan la personalidad, el carácter y las vidas de quienes habitan este espacio.

Teniendo estas cosas en cuenta, echa un vistazo al siguiente render y piensa cómo la composición de la escena es capaz de contar una historia. Fíjate en cómo las luces, materiales y ángulo de cámara contribuyen a esta historia.

Tanto si se trata de tu primer render o de tu número 100, haciendo uso de unos pocos principios básicos y del software correcto, puedes renderizar preciosas escenas de interior que transmiten una gran historia a tu cliente, sea cual esa el argumento de esa historia.

¿Quieres unos interiores sorprendentes? Presta atención a la luz

El ojo humano es mucho más que una pequeña bola activa en tu cabeza. Cuando entra en acción con tu cerebro, es muy capaz de separar aquello muy cerca de ser auténtico de lo que realmente lo es, usando las más minúsculas inexactitudes visuales.

Tu ojo se ajustará a cualquier temperatura de la luz, no importa que se trate de un amarillo cálido de las bombillas incandescentes o el verde apagado de los fluorescentes. Cuando la luz de la escena se queda a mitad de camino, el ojo reacciona diciendo “hay algo aquí que no tiene sentido”.

Inténtalo tu mismo: Una de las siguientes dos imágenes usa una estrategia de luces más realista para interiores que la otra. ¿Podrías decir cuál?
 

A menudo, la diferencia entre una habitación bien iluminada y otra con una calidad inferior es como la noche y el día. Esto es porque, sin una luz correcta, tu imagen renderizada pierde profundidad y las cualidades atmosféricas que solo la luz es capaz de aportar.

Por ello, la iluminación es uno de los aspectos más importantes que debes dominar, y es muy fácil trabajar con ella cuando sabes lo que estás haciendo.

Gracias a una inteligente estrategia de iluminación, los colores en tu render aparecerán frescos y claros. Las sombras procederán de direcciones más naturales y se dispersarán igualmente y las probabilidades de que necesitas hacer balance de blancos y ajustar la exposición en post-producción serán más bien reducidas.

El render que vemos a continuación, de Gian Martin Corso, es un gran ejemplo del control de la luz.

Para conseguir una iluminación como esta, lo primero que necesitas recordar es que una buena luz depende de las sombras, y viceversa. Sin sombras, por ejemplo, es prácticamente imposible transmitir la geometría de una escena. Las sombras también dan forma a la luz y dirigen la atención sobre ella.

El rango de tonos utilizados también es una consideración a tener en cuenta, y se trata de la distancia entre los blancos y negros puros. Un render con apariencia real tendrá un rango de luces y sombras destacadas entre estos dos extremos.

Si renderizas tu modelo 3D y la escena se ve demasiado plana y en dos dimensiones, o las texturas han perdido ese entusiasmo, puede que el problema resida en la luz, sombras y en la gama tonal. Esta regla se aplica igualmente tanto si quieres conseguir una iluminación realista como artística.

Consejos para iluminar tus renders 3D

Conseguir una iluminación fotorrealista suele ser el santo grial de arquitectos y diseñadores. El problema, sin embargo, es que a veces no resulta muy interesante. Un buen render de interiores debería mostrar un espacio o lugar donde al espectador le gustara ir o vivir.

Una técnica que puedes aplicar hoy mismo es el sistema de luces de tres puntos. Aunque no es ni mucho menos la única técnica, es muy popular ya que, principalmente, funciona muy bien.

La clave está en la fuente de luz más brillante, que está en un ángulo 45º de la cámara. La luz de relleno tiene algo menos de brillo y se puede colocar en un ángulo 90º frente a la luz clave anterior.

La luz de fondo tiene los ajustes del brillo al nivel más bajo y emite una luz suave y correcta diseñada para separar el objeto del resto de contexto de fondo.

La luz de tres puntos es especialmente efectiva cuando centras la atención en un solo objeto. Los ajustes de interiores no se dirigen a un objeto específico, pero, aún así, pueden resultar útiles para esta técnica. En lugar de usar puntos de luz que producen un rayo de luz recto, piensa en las siguientes fuentes de luz:

  1. El sol – es una luz suave y no direccional que permite fluir e incidir sobre la escena completa.
  2. Luces de área – es la luz emitida desde un área extensa y que puede representar un tubo fluorescente o una luz entrando desde una ventana.
  3. Luces lineales – es la luz lineal con un perfil plano, regular.
  4. OmniLights – Luz emitida en todas direcciones desde una única fuente, es útil para la luz de relleno.

Por último, al integrar la luz de ambiente en tu escena, puedes sugerir también una sensación concreta de manera intencionada a tu público.
Por ejemplo, puedes crear una fotogénica y romántica atmósfera para una sala de estar usando una combinación de puntos de luz y áreas diferentes. También, dado que las sombras juegan un importante rol para el realismo, asegúrate de que modificas las sombras acordemente.

Otros consejos útiles para incluir iluminación interior:

  • Usa colores naturales para los materiales (no demasiado saturados ni cercanos al negro o al blanco) para reflexiones de luz más precisas y consistentes sobre las superficies.
  • Divide tu escena en diferentes áreas que tengan diferentes calidad de luz para una iluminación más atractiva.
  • Cuando determines los ajustes de luz, piensa en dejar aislada una de las luces (o varias) para comprobar exactamente cómo esto contribuye a la luz y las sombras en la escena.

Mediante un uso controlado de la luz, junto a materiales cuidados, puedes desarrollar un ambiente elegante que da a tu escena de interiores la geometría así como viveza y sabor propios.

Crear “Belleza,” Dominar materiales y detalles

Los materiales, texturas y objetos en tu render son tan importantes como la estrategia de iluminación que vayas a seguir. Si quieres conseguir mayor fotorrealismo, debes enfatizar la calidad y el realismo de tus materiales, como suelos, muros y techos. En general, intenta perfeccionar materiales y texturas tan realistas que puedas imaginar sentirlos en la escena.

El siguiente render de interiores es muy efectivo porque usa materiales y texturas que ya has sentido antes. Si lo miras, puedes imaginar el tacto del muro de piedra rugoso en los dedos. Respecto al suelo de parquet, seguro que también has sentido algo similar bajo tus pies descalzos en algún momento. Se trata de materiales y texturas reproducidos de manera tan realista que se quedarán en la memoria del espectador y que despierta sus sentidos como si estuvieran dentro de la propia escena.

Aunque las texturas y materiales de gran calidad son esenciales en la belleza de los interiores, aún debes replantear cómo van a interactuar los materiales entre ellos, así como el perfil de las luces. Recuerda, el equilibrio lo es todo.

Tener una amplia biblioteca de materiales HD en la punta de los dedos, cuando construyes tu escena, lo hace todo más fácil (y rápido) para encontrar los detalles y la autenticidad que estás buscando. Por ejemplo, hay una amplia biblioteca de materiales en Lumion, cada uno de los cuales es perfectamente modificable en brillo, reflectividad y otras características del estilo. La última actualización, Lumion 7.5, incluye también gran cantidad de materiales nuevos en esta biblioteca.

Los materiales en alta calidad son esenciales, pero debe parecer que existen en la vida real en ese espacio. Prestar atención a los detalles de tu escena ayudará siempre a incrementar el realismo y reduce la sensación de has creado una imagen a ordenador.

Por ejemplo, las imperfecciones hacen una habitación más “habitable”. Cojines, alfombras, cortinas, sábanas y otros objetos nunca deben ser planos, sino tener pliegues y arrugas naturales. Una de las mejores maneras de conseguir mayor fotorrealismo en tus renders es analizar fotografías reales y entrenar el ojo para apreciar esos pequeños detalles.

Una razón por la que esta habitación parece más realista y auténtica es la escala y tamaño de los objetos colocados en torno al espacio. La escala es algo que suele pasarse por alto en los renders 3D, y tiene que ver en cómo los objetos grandes se ven en comparación al resto de la escena.

Para perfeccionar el uso de materiales, piensa en un personaje que ocupe ese espacio. Integrando la vida y personalidad de un personaje ficticio, añadirás carácter al render.

Y si el espacio carece de él, también puedes preguntarte: “¿Cuál es el punto de todo esto?”

Aproximación fotográfica a la composición de un render

Cuando entras en una habitación o miras una fotografía de los interiores de una casa, hazte la siguiente pregunta: “¿Por qué me siento de esta manera?” Además de la luz y materiales, es tu perspectiva y tu punto de vista lo que realza o reduce la sensación que te transmita ese espacio.

La posición y el ángulo desde el que mires enfatizan ciertos elementos dentro de la escena. Y este énfasis te permite controlar la atmósfera que de manera intencionada quieras que transmite la escena.

Otra gran regla es simplificar la escena. A menudo, cuanto más simple sea la imagen, mayor será el impacto. A través del uso de la profundidad de campo en la siguiente imagen, el centro de atención de la escena es la flor roja.

Elimina la profundidad de campo y el foco de atención sobre la flor, y tienes una imagen completamente diferente.

Las líneas en el render también son cruciales. Usando la corrección de fugas verticales, haces más rectas las líneas, y puedes crear una representación más realista de formas 3D en una superficie 2D.

 

La imagen izquierda muestra un render sin corregir la fuga vertical. Y la derecha puedes observar la misma imagen sin este efecto.

Las líneas también son increíblemente efectivas para hacer de guía al ojo humano y reforzar el carácter de la escena. En otras palabras, no dejes al observador bajar sin rumbo alrededor de la imagen, sugiérele un punto focal.

El siguiente render demuestra el impacto que pueden llegar a tener las líneas. Cuando mires por primera vez la imagen, presta atención a dónde te llevan los ojos.

La composición de los interiores no tiene por qué ser complicada. La “regla de los tercios” y la del “balance perfecto” son, ciertamente, teorías muy importantes a seguir, pero recuerda siempre:

Cumplir todas las reglas al 100% puede producir renders aburridos que carecen de todo tipo de espontaneidad. Esta innovadora captura de un salón clásico (imagen inferior) ha sido creada con el sencillo efecto ojo de pez.

Por otro lado, lo que funciona para un render no tiene por qué hacerlo en otros. La clave es el ángulo de la cámara,el frame, el largo focal y la posición, que afectarán a la forma en que el público percibe el render.

Da vida a tus interiores

Un bonito render de interiores no nace solamente de un modelo 3D. Más allá de eso, tiene que ser creado con cuidada atención al detalle, estilo y ambiente. Se trata de la sensación de un espacio 3D en una imagen 2D, capturada de manera efectiva y precisa.

Lo más importante, no obstante, es que un buen render procede de aplicar una serie de principios y, sobre todo, de mucha práctica.

Afortunadamente, existen muchas herramientas que te permiten perfeccionar las habilidades para crear grandes renders y para que la práctica no se haga dura, incluso para aquellos con el tiempo siempre limitado. Visita Lumion.es para saber más.

*Todas las imágenes han sido realizadas en Lumion 7.